CÓMO CAMBIA EL SEXO DURANTE LA MENOPAUSIA

CÓMO CAMBIA EL SEXO DURANTE LA MENOPAUSIA

Articulo por: Stephanie Auteri  AMOR Y RELACIONES 
Tal vez siempre estuvieron dando vueltas por allí, pero es recién ahora, debido a mi edad/circunstancias, que los empecé a notar o, tal vez, su proliferación indica que finalmente estamos listos para tener esa conversación que nos debemos hace tiempo acerca de sexualidad femenina y salud reproductiva; sea como sea, lo cierto es que hay una gran cantidad de libros nuevos sobre perimenopausia/menopausia.
El año pasado, MK Czerwiec publicó Menopause: A Comic Treatment, una antología gráfica. Unos meses atrás, recibí un ejemplar de Perimenopause Power, de Maisie Hill. Y, definitivamente, espero con ansias The Menopause Manifesto, de Jennifer Gunter y What Fresh Hell Is This?, de Heather Corinna.
Aunque recién tengo 40 años, ya estoy empezando a ver signos. Dormir mal. Sudores nocturnos. Fatiga. Letargo mental. Migrañas más frecuentes. Más hinchazón. Problemas de vejiga. Sequedad en la boca.
El mes pasado, me sentía especialmente iracunda y, luego, leo en el libro de Hill que la perimenopausia muchas veces está marcada por "TODA LA IRA, TODO EL TIEMPO".
Exasperada, publiqué en Twitter: "¿Es la perimenopausia, la pandemia o siempre fue así mi personalidad?".
Y nuestras vejigas y cerebros no son los únicos afectados por la perimenopausia y la menopausia. La sexualidad también cambia a medida que pasan los años.
¿Cuál es la diferencia entre la perimenopausia y la menopausia?
Antes de meternos de lleno en el tema, primero definamos qué es la perimenopausia y en qué se diferencia de la menopausia. Mientras que la menopausia ha sido por mucho tiempo el remate de cantidad de chistes sobre envejecer, el término "perimenopausia" todavía es bastante nuevo y no se lo escucha tanto.
El punto es que la menopausia suele aparecer entre los 45 y 55 años, pero, la perimenopausia puede comenzar desde cuatro hasta 15 años antes. Hill describe su inicio a menudo marcado por un ciclo menstrual más corto, junto con una duración variable del ciclo y niveles hormonales fluctuantes. Incluso es posible experimentar síntomas de menopausia.
En cuanto a la menopausia, no es esa larga sucesión de sofocos insoportables que siempre asociamos con ella. Es más bien un solo día: el primer aniversario de tu último período menstrual.
Los años que siguen, cuando dejas de tener menstruaciones y esos sofocos y otros síntomas aumentan, son en realidad parte de la posmenopausia.
En cuanto a lo que sucede dentro de tu cuerpo durante ese tiempo, esa información es para escribir un libro completo (o cuatro). Si estás interesada en estos conceptos básicos, te recomiendo consultar las páginas de recursos elaboradas por la Office on Women's Health.